19 May 2024

Pelucas y posticería: impulso a la creatividad y nueva vía de negocio

Adrián Pardo, director de Adrián Pardo Hair Studio (Málaga), nos sumerge en el fascinante servicio de las pelucas y la posticería, un servicio en auge que ofrece una gran variedad de posibilidades tanto artísticas como comerciales.

¿Cuándo y por qué has comenzado a trabajar con pelucas y posticería?

El uso de pelucas y postizos es habitual en el mundo del cine y siempre he estado en contacto con la peluquería de plató o de cine, pero en el centro en el que imparto formación hemos implantado varios módulos sobre este tema en particular. De hecho, en mi última colección confeccioné y construí las cuatro pelucas que la conforman. Esto ha ido evolucionando por la propia demanda de mi entorno a trabajar con pelucas de manera frecuente, para espectáculos Drag, teatro, eventos y caracterización de personajes para clientes.

¿Cómo está siendo el proceso?

Está siendo un camino a caballo entre el hobby y el trabajo, en el que mezclo teoría con investigación propia. Moverse en este campo te permite, con una pequeña inversión, poder experimentar técnicas y procesos que de otra manera no podrías. Al comprar pelucas con este fin, aprovecho mis ratos libres para probar ideas sobre ellas. Así que podría decir que es un proceso de formación empírica constante.

¿Qué características deben tener estas pelucas para poder trabajarlas correctamente y obtener los resultados deseados?

El primer aspecto a tener en cuenta es el cabello, ya que el que sea natural o sintético va a determinar tanto los resultados como los procedimientos, ya que cada naturaleza requiere de técnicas distintas. Dentro de esta división, la calidad y cantidad (densidad de los ramales o tiras de extensiones que componen el grueso de la peluca) de la fibra también nos van a marcar las pautas a seguir. Otro aspecto a tener en cuenta es la construcción de la peluca, si tiene lace front (frontal realizado en un tul especial con el cabello picado o cosido hebra a hebra), la calidad del tejido de soporte de los ramales, la manera en la que pueda ajustarse al cráneo, etc.

¿Se pueden realizar todo tipo de trabajos de color, corte y forma, o hay limitaciones?

Se pueden realizar todos los procesos que se deseen, pero no serán los mismos en unas pelucas o en otras. En cabello natural podremos trabajarlo como el cabello de una cabeza, evitando en la medida de lo posible decolorar el cabello para no maltratarlo o usar calor excesivo para moldearlo. La durabilidad del peinado o del color es similar a la de una melena y va a estar determinado por la calidad del cabello. El cabello sintético puede moldearse pero con temperaturas muy suaves. Si la fibra es resistente al calor, deberíamos usar como máximo 90º o rulos con una “steamer” o plancha de vapor. En cuanto al color, podemos conseguir varios efectos como un efecto raíz oscuro o mechas, partiendo de pelucas blancas y usando tintas o pigmentos textiles.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para su mantenimiento?

El mantenimiento de la peluca va a depender del uso que se le dé. Por ejemplo en el mundo Drag, la peluca se ensucia pronto por el maquillaje, el adhesivo del tul frontal, los productos de fijación y la parte interna, por el sudor durante las actuaciones. Sin embargo, una peluca usada para fotografía o desfile va a necesitar menos frecuencia de lavado. Para ello, lavaremos la parte interna con champú suave y sumergiendo la peluca en agua tibia, más hacia fría, frotaremos con suavidad y la fibra la lavaremos sin frotar por inmersión en agua jabonosa con acondicionador o, en el caso de ser sintética, suavizante textil. Desenredamos con un cepillo de cerdas suaves, empezando desde las puntas muy suavemente y bloquearemos la peluca o la pondremos en un soporte para que se seque al aire o con secador. Posteriormente, pasaremos a estilizarla con el look deseado.”

¿Cuáles son las ventajas de ofrecer este servicio en el salón?

Además de la parte creativa y la posibilidad de adaptar los tiempos de mejor manera en agenda, es una fuente de ingresos y una diversificación de negocio con la que podemos desarrollar aún más el potencial que tenemos como profesionales.”

¿Crees que esta tendencia puede llegar también a la calle?

Cada vez hay menos recelo a la idea de usar peluca. Todavía no es una práctica habitual para clientes en su día a día, pero estoy seguro que gracias a las redes sociales, la prensa, el hecho de que celebrities como Lola Índigo, a nivel nacional, o Beyoncé, a nivel internacional, usen por sistema pelucas para sus giras, promos, shootings… va a hacer que se normalice en muy poco tiempo el uso de posticería para clientxs anónimos para ciertas ocasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,863SeguidoresSeguir
2,690SeguidoresSeguir