25 February 2024

Bruno Lelievre: “Davines sigue creciendo fiel a sus valores como B Corp”

El Business Development de Davines en España y director general en Francia nos explica los ambiciosos planes de futuro del grupo para España.

Bruno Lelievre es un profundo conocedor del sector de la peluquería y la estética. El actual Business Development de Davines en España y director general en Francia, empezó hace 32 años, trabajando en dos empresas del sector hasta que, en 2009, se incorporó a Davines Group, como director general en la filial de Davines France que contaba con cuatro empleados, además de la responsabilidad del distribuidor en España. Hoy mantienen la distribuidora, disponen de 2.500 clientes y más de 50 empleados.

Conversamos con Bruno Lelievre, quien nos explica los ambiciosos planes de futuro del grupo para España, del compromiso de Davines –una empresa activa en el sector de la cosmética profesional con las marcas Davines para el cuidado del cabello y [comfort zone], certificada B Corp desde 2016– por el medioambiente.

En Davines tienen el foco puesto en las prácticas regenerativas agrícolas, una iniciativa pionera y única en el sector. Háblenos de ello.

En 2021, Davines firmó un acuerdo con el Instituto Rodale, una organización sin ánimo de lucro pionera en investigación y proliferación de la agricultura regenerativa desde 1947, para abrir el primer Centro Europeo de Agricultura Orgánica Regenerativa (EROC) en Parma, al lado de la sede central de Davines Group. La agricultura orgánica regenerativa es un método holístico de cultivo que tiene el potencial de secuestrar carbono para mitigar el cambio climático y salvaguardar la biodiversidad. Equilibra la equidad de los trabajadores agrícolas y prioriza la salud del suelo para sanar la Tierra. La sede de EROC ubicada al lado de Davines Village en Parma, se centra en la investigación y apoyo a productores agrícolas que promueven prácticas regenerativas en sus cultivos locales dedicados a la industria de la alimentación, la nutrición y la belleza. EROC tiene tres objetivos principales. El primero es promulgar los efectos beneficiosos de la agricultura orgánica regenerativa en la mitigación del cambio climático y la biodiversidad mediante la medición de indicadores ambientales vitales, es decir, el secuestro de carbono del suelo y la diversidad biológica. El segundo es contribuir en el enriquecimiento de la cadena de suministro de ingredientes más sostenibles para Davines, cosméticos y otras industrias. Y, el tercero, es apoyar y educar a los agricultores y las industrias en la elección de prácticas más sostenibles para las fuentes de ingredientes.

Recientemente, Davines también ha renovado la colaboración con Plastic Bank. ¿En qué se basa esa colaboración?

Iniciada en 2021, el Grupo Davines ha renovado su colaboración con Plastic Bank para continuar su actividad de prevención y recolección de plástico de los océanos, actuando a unos 50 km de las costas de Indonesia, Filipinas y Brasil. Gracias a la colaboración con Plastic Bank en 2023, por cada pack de plástico que el Grupo distribuirá en el mercado, se recolectará y retirará una cantidad equivalente de plástico de las zonas costeras de Indonesia, Filipinas y Brasil. Desde sus inicios dos años atrás, la colaboración realza los valores de sostenibilidad del Grupo Davines y es coherente con el modelo de desarrollo regenerativo que inspira su estrategia empresarial. Dicha colaboración ha evitado hasta la fecha que más de 879 toneladas de residuos plásticos, equivalentes a más de 44 millones de botellas, acabasen en los mares y océanos entre 2021 y 2022, empeorando aún más la degradación de los zonas costeras vulnerables y contaminación marina por micro plásticos.”

¿Cuál es el papel de Plastic Bank?

Es un colaborador externo que materializa el esfuerzo adicional a las iniciativas de ecodiseño de packaging que el Grupo lleva años impulsando con el objetivo de reducir el uso de plástico virgen en favor al plástico reciclado, reducir la proporción de plástico por producto o facilitar el reciclado de los mismos. Desde que Davines firmara su primer año de colaboración en 2021, la cifra de contribución y recogida de plástico se ha incrementado anualmente. Eso no nos libera de hacer nuestros deberes a nivel de sostenibilidad. Todo lo contrario. Es un esfuerzo que va más allá de nuestras obligaciones como productor de cosméticos. Nuestro ideal es ir siempre un paso por delante y dar ejemplo.

Sobre Tom Connell, director global Artístico de Davines desde 2019, los peluqueros perciben en la propuesta de cabello y educación de Davines, una marca más cercana a las necesidades de los salones de hoy en día… Háblenos de ello y del papel de Connell.

En la historia de Davines, hemos contado con grandes nombres liderando la línea artística de cabello de la marca que posiciono la marca en el sector. Sin embargo, se trataban siempre de propuestas muy aspiracionales, alejadas de las necesidades del salón. Con la incorporación de Tom Connell, estamos apostando por un talento en línea con los valores que son relevantes para Davines para construir juntos la propuesta de identidad de cabello de la marca inexistente hasta la fecha. Lo que está definiendo Tom es una propuesta fuerte, única que pueda conectar con las generaciones de estilistas de hoy en día.

¿Cómo ha sido ese proceso de crecimiento mutuo?

Desde el principio, Tom ha ayudado a construir la identidad de Davines. De todos sus proyectos los más acordes con ella son: Sunlight Hours (2022), inspirada en Parma y, por ello, muy arraigada a las raíces de la marca, y Blonde Story (2023), la última colección enfocada a servicios de color rubio. Su enfoque es siempre muy sofisticado a la vez que limpio y simple, en perfecta comunión con la imagen de nuestros productos. El nuestro es un producto premium con un look muy limpio y transparente.

Beovipel es la distribuidora oficial de las marcas Davines y Comfort Zone España, la marca del cuidado de la piel ¿Cómo valora Davines tener un distribuidor oficial para afrontar los retos dentro del sector profesional?

Llevamos en España 27 años con Beovipel, y gracias a ello, hemos consolidado una sólida red de vendedores directos. Siendo uno de los primeros distribuidores de Davines en 1996, Beovipel ha sabido crear una dinámica que ha posicionado España en uno de los primeros mercados de la marca en Europa. Desde el pasado 2 de enero 2023, la nueva cúpula directiva está trabajando en la nueva etapa de la empresa que, desde hace años, registra un sano crecimiento orgánico en España. El primogénito del fundador, Diego Urbano, toma el cargo de presidente de Beovipel, e Irene Urbano como nueva CEO. Del mismo modo, Oscar Sánchez, colaborador estrecho en Beovipel desde hace 20 años, ha sido nombrado director Comercial y Educación junto con Carlos De Hoyos como director Comercial de [comfort zone].

¿Cómo están siendo estos 27 años con Beovipel?

Tras una etapa muy dura al empezar a trabajar con distribuidores regionales, se transformó en una red de vendedores directos, el negocio en España empezó a crecer hasta colocar este mercado en tercer lugar, por detrás de Francia e Italia y junto a Reino Unido en el ranking europeo. Beovipel posee una muy buena cartera de clientes y más de la mitad trabajan al 100 % con Davines. Eso nos permite, cada año, consolidar y aumentar clientes. En el mundo de la peluquería se considera que anualmente se renueva un 15 % de la clientela y en nuestro caso estamos en un 5 o 6 %. Hoy en día, operamos directamente en el 80 % del territorio y la previsión es cubrir directamente el 100% del mercado el año próximo, excepto Canarias. En este último caso, contamos con un distribuidor local.

Beovipel es la distribuidora oficial de las marcas Davines y Comfort Zone España, vuestra marca del cuidado de la piel ¿Cómo valora Davines tener un distribuidor oficial para afrontar los retos dentro del sector profesional?

Como lo dijimos antes, Beovipel lleva 27 años construyendo la marca desde 1996, cuando se convirtió en nuestro distribuidor oficial exclusivo en España. Hoy, España está considerada como un mercado estratégico dentro del plan de expansión de Davines a nivel global. En 2022, Beovipel creció su ejercicio en un 8% con relación al año anterior. Prácticamente el 89 % lo aporta la marca Davines vs el resto donde contribuye [comfort zone]. Así mismo, Beovipel consiguió 277 clientes nuevos y hoy, cuenta con una red de 1.600 clientes profesionales y emplea a más de 70 colaboradores.

Bruno Lelievre

¿Cómo ve su futuro?

Debido al tamaño del negocio hoy en España, y con una previsión de crecimiento de al menos un 12 %, es importante que garanticemos un equipo local sólido además de una inversión relevante en la estrategia de la marca. Alineados con Beovipel, nos centraremos en cuatro áreas de oportunidad a desarrollar para reforzar la competitividad del negocio en España. En un primer lugar priorizar la digitalización del negocio invirtiendo en herramientas digitales que ayuden a agilizar el negocio y mejorar el servicio prestado a nuestros clientes. En segundo lugar, ofrecer una oferta competitiva en programas de educación a los profesionales. Para ello vamos a diseñar una amplia oferta de formación para la comunidad de profesionales de cabello y piel a través de los cinco centros de formación que Beovipel gestiona: en Bilbao –donde está su sede–, además de Barcelona, Madrid, Valencia y, recientemente, en Málaga. En tercer lugar, invertir en el desarrollo de los recursos humanos a través de planes de formación y desarrollo para los colaboradores de Beovipel, fomentando una cultura de talento y excelencia empresarial. Y, por último, consolidar el equipo de ventas en el territorio con el objetivo de acelerar la adquisición de nuevos clientes, así como crecer con los clientes existentes. Inaugurando esta nueva etapa, Beovipel se compromete a permanecer leal a su red de salones y centros de estética, priorizando nuestros clientes profesionales para garantizar que nuestros esfuerzos van dirigidos, en primer lugar, a darles apoyo.

¿Háblenos del papel de la formación en Davines?

Es muy importante. En la formación hay tres ámbitos muy importantes. El primero es explicar a nuestros clientes cómo utilizar el producto. Es una formación que costeamos nosotros para que el peluquero pueda optimizar los productos. Después, existen las formaciones técnicas de tendencias en cuanto a corte y color. En tercer lugar, la formación que tiene que ver en cómo llevar el negocio. El peluquero es un artista, no un emprendedor, y tiene que hacer que su negocio sea rentable. Esta formación la acostumbraba a llevar José Ramón, y ahora estamos buscando nuevas fórmulas para que intervengan otras personas que aporten su experiencia en aspectos relacionados en cómo aumentar la facturación, cómo definir los precios, cómo vender los productos, cómo gestionar el personal, que por cierto cada vez va a menos.

¿Cómo ve el sector de la peluquería en España, comparado con su experiencia en Francia u otros países europeos?

Al inicio del 2000, España contaba con poco peso dentro del escenario europeo. Se decía que el negocio llevaba unos 25 años de retraso. Desde entonces y hasta la actualidad, el mercado español se ha desarrollado mucho, superando en algunos parámetros a Francia. Al tener subdistribuidores, los productos se encarecían muchísimo y quien pagaba el sobrecoste era el consumidor. A partir de la crisis de 2008, se creó una red de venta con comerciales directos que elimino los intermediarios innecesarios y simplifico la venta a salones. Al mismo tiempo, nos acercó al negocio, empezamos a tener un conocimiento directo de nuestros clientes y desarrollamos un marketing más personalizado y efectivo, algo que antes no se hacía.

Davines Village

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,863SeguidoresSeguir
2,690SeguidoresSeguir