26 September 2022

4 tratamientos de salón para lucir pelazo este verano

Ya no hay disculpas, con estos cuato tratamientos de salón conseguirás una melena hidratada, suave y llena de brillo en cuestión de minutos.

El verano es una de las épocas donde el cabello más sufre, por este motivo son imprescindibles los tratamientos profesionales de salón como los que aquí te presentamos. El calor, el sol, el cloro de las piscinas y el agua del mar son algunos de los agentes externos que lo dañan dejándolo seco, apagado y sin volumen. Aunque existen ciertos productos capilares que pueden contribuir a la reparación del cabello, lo mejor sin duda es ponernos en manos de los expertos para realizar un buen tratamiento con el que despreocuparse durante todo el verano. 

Por este motivo, los expertos estilistas de Llongueras y Franck Provost han elegido sus cuatro tratamientos más recomendados para que la melena luzca siempre como recién salida de la peluquería.

1. Plasma, reparación profunda desde el interior

Uno de los tratamientos realizados en los centros de la firma Llongueras es el plasma, un ritual de hidra-nutrición que repara profundamente la fibra capilar del cabello gracias a su elaboración con principios activos. En esta composición está su secreto, un concentrado de proteínas enriquecido con polvo de diamante y nácar de perla que restaura tu melena dejándola como nunca antes la habías visto. 

Si lo que necesitas es reparar tu cabello desde el interior, el plasma te ayuda a recuperar la hidratación de la melena, consiguiendo unas puntas suaves y fuertes. Un pelo reparado desde el interior gracias a un tratamiento que los estilistas recomiendan para cabellos finos, sin volumen o con las puntas debilitadas.

2. Fusio Dose, el tratamiento personalizado

Si quieren un tratamiento hecho a tu medida, Fusio Dose de Kérastase es la propuesta de este año. Tras un diagnóstico del cabello por parte de los estilistas, se crea una fórmula específica para adaptarlo a cada cabello y sus necesidades, por lo que es un tratamiento híper-personalizado ya que hay más de 42 posibles combinaciones. Este gran abanico permite tratar todo tipo de cabellos gracias a los boosters que se mezclan para conseguir el concentrado ideal. 

Por un lado, nos encontramos con los concentrados de Kérastase que actúan sobre las preocupaciones principales mientras que, por el otro, el potenciador hará lo propio en las imperfecciones más secundarias. 

3. Efecto Botox, devuelve la juventud al cabello

Olvida todo lo que hasta ahora sabías del Botox, más allá de sus increíbles resultados sobre la piel, el pelo también se puede ver favorecido por su enorme efecto rejuvenecedor

Este tratamiento se enfoca en los medios y puntas del cabello, que son las partes más castigadas de la melena. El botox consigue una hidratación profunda que revitaliza el cabello de manera inmediata consiguiendo una melena extra-brillante y llena de fuerza. Además, gracias a los principios activos de colágeno, aceite de caviar, vitaminas y pantenol, este tratamiento está recomendado para cabellos finos, lisos, sin volumen, apagados o envejecidos ya que se rellena la cutícula de hidratación y agua, aportándole de nuevo una nueva capa de colágeno.

Alberto Sanguino, experto de Llongueras, afirma que “el bótox respeta la textura y la refuerza, sin aportar nada de peso ni modificar la esencia del cabello. Cuando la clienta se hace una coleta, siente que tiene más pelo porque se le ha rellenado. Así, otro de sus beneficios es el grosor, un plus muy importante que otros tratamientos de hidratación no consiguen”.

4. Metal Detox, color más puro y brillante sin metal

¿Sabías que el metal de dentro de tu pelo es una de sus principales enemigos? Así es, afecta especialmente a la coloración del cabello, logrando resultados no deseados. La cantidad de metales que hay dentro del cabello depende principalmente de dos factores: la calidad del agua donde vivimos y la porosidad del cabello. El mayor o menor peso de metal en el cabello afecta a factores como la coloración, la decoloración o el balayage. 

El tratamiento Metal Detox se realiza en los centros Franck Provost y consiste en tres pasos: un spray pre-tratamiento que neutraliza los metales que los servicios de color pueden dejar en el cabello, la aplicación de una crema limpiadora anti-metales que los eliminará de tu melena y, por último, una mascarilla protectora que evitará el depósito de nuevos metales en el futuro.

No te lo pienses más, acude a tu salón, elige tu tratamiento favorito de acuerdo a las necesidades de tu cabello, y presume de pelazo durante todo el verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,462SeguidoresSeguir
2,739SeguidoresSeguir