16 August 2022

Cómo conseguir el rubio perfecto, de la mano de Montibello

El tono de cabello más deseado, el más buscado en Google y el más realizado en los salones de peluquería: estamos hablando del rubio perfecto.

Desde la firma Montibello nos comparten todos los secretos para conseguir un rubio perfecto con el que el cabello de tus clientas se convertirá en el centro de todas las miradas.

El tono de la piel, clave

El primer paso, asegura Mercedes Sastre directora del salón 3K Peluqueros, en Madrid, es “elegir el tono teniendo en cuenta el tipo de piel”. Las pieles con tonalidades frías (pieles claras y ojos azules, verdes o miel) deberán optar por rubios oscuros. Con los ojos claros ligan muy bien los tonos de cabello ceniza, platino e, incluso, tirando a tonalidades rojizas.

El tono del cabello nunca ha de ser demasiado parecido a la tonalidad de la piel, ya que si no las facciones se podrían perder. Hay que resaltar tanto el rostro como el tono de los ojos”, asegura Mercedes Sastre. Veamos cuáles son los tonos que más favorecen a cada tipo de piel:

  • Pieles claras y rosadas: sin duda, el tono que más favorece a este tipo de pieles es el rubio nórdico o platino.
  • Pieles amarillentas: a este tipo de pieles les sientan muy bien los tonos fríos, que contrastan con la calidez de su piel.
  • Pieles cetrinas u oliváceas: sin duda, el balayage es la técnica que mejor funciona con este tipo de rostros.
  • Pieles oscuras: para este tipo de pieles, está indicado un rubio oscuro alrededor del rostro, que sublimará el tono de su piel enmarcando el rostro.

Siguiendo el consejo de tu profesional de confianza

Muchas veces, la visión de la clienta no es la misma que la del peluquero y se corre el riesgo de salir del salón con un color o corte de pelo totalmente diferente al que se llevaba en la cabeza antes de entrar. Es muy importante el diálogo entre clienta y colorista el tiempo que sea necesario, explicándose qué es lo que se quiere exactamente, cómo cuida la clienta su cabello a diario, cada cuánto tiempo puede volver a la peluquería para refrescarse el color… Además, también es crucial que se compartan algunas imágenes de referencia del tono rubio que más gusta (y del que no). Así el profesional podrá elaborar mejor el color perfecto para la clienta.

Tener paciencia

En ocasiones no es posible alcanzar el rubio deseado en una sola sesión. Dependiendo del color de base de la clienta, de los tintes o mechas que haya llevado en los últimos seis meses y del tono de rubio final que quiera obtener, es probable que tenga que pasar bastantes horas en el salón e, incluso, en ocasiones es posible que no consiga el tono final en una sola cita, sino que tendrán que ser dos. Y, si el colorista le aconseja hacer primero una prueba de color en un solo mechón, ¡hay que hacerle caso! Si no, se corre el riesgo de estropearse la melena y tener que olvidarse de la opción del rubio o –peor aún– tener que someterse a un corte radical porque el cabello se ha sensibilizado.

Rubios sublimes con éclat

¿Un rubio perfecto, con un brillo espectacular? Ahora, de la mano de Montibello, puedes conseguirlo con éclat, la coloración demipermanente de pH ácido con vitamina C y proteínas. Te mostramos cómo conseguir diferentes tipos de rubios con la coloración ácida de Montibello.

Rubio Champagne

Antes:
-Cabello con subtonos amarillos indeseados.
-Deshidratado y mate.

Después:
-Rubio champagne nítido.
-Cabello neutralizado y revitalizado con un brillo sublime.
Tono de éclat utilizado: 10-12

Rubio Nórdico

Antes:
-Raíces oscuras muy crecidas.
-Puntas decoloradas.

Después:
-Rubio platino nórdico con raíces naturales perfectamente difuminadas. -Cabello más fuerte y brillante.
Tono de éclat utilizado: 10-12

Rubio Cremoso Natural

Antes:
-Cabello coloreado y con restos de mechas.
-Cabello apagado y sin vida.

Después:
-Rubio cremoso natural.
-Cabello renovado con mayor volumen y relieve.
Tono de éclat utilizado: 10-3

Rubio Melocotón

 

Antes:
-Cabello con gran cantidad de mechas y muy poroso.
-Puntas castigadas.

Después:
-Rubio melocotón brillante con alta riqueza cromática.
-Puntas selladas y definidas.
Tono de éclat utilizado: 10-4

Cuidar el nuevo color en casa

El cabello de color rubio necesita unos cuidados específicos de mantenimiento, por lo que la clienta tendrá que comprometerse a realizarlos si quiere que su melena esté perfecta. Cuando decoloramos el cabello este se vuelve más poroso, lo que le hace más vulnerable a los cambios de color, la contaminación, la falta de humedad y los rayos UV; lo que se traduce en cabello más seco y con posibles cambios de color que viran al naranja. Para evitarlo es importante que usar un champú especial para pelo rubio –suele incluir pigmentos morados, que evitan la pérdida del tono– o uno que no contenga sulfatos, ya que estos arrastran el color, y una mascarilla específica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,401SeguidoresSeguir
2,740SeguidoresSeguir