25 May 2022

Power Bob: el corte que inventó Anna Wintour

Power Bob es el corte para mujeres empoderadas que (prácticamente) inventó la mítica Anna Wintour: recto a medio cuello y sin capas.

¿Podríamos considerar al Power Bob como el corte de las mujeres que quieren sentir el mundo a sus pies? Pues probablemente sea así. La legendaria Coco Chanel decía que “una mujer que se corta el pelo está a punto de cambiar su vida”. Tal vez esto sea especialmente significativo cuando hablamos del Power Bob. Y es que este corte de pelo se ha convertido en bandera para aquellas mujeres que han querido hacer de su cabellera un símbolo de fuerza y control.

Y como muestra de ello: Anna Wintour. La editora de moda más célebre de todos los tiempos ha hecho de este corte de pelo su seña de identidad. Y es que prácticamente fue ella quien lo inventó.

Anna Wintour ha llevado este corte de pelo a su máximo esplendor, convirtiéndolo en el corte de cabecera de las mujeres empoderadas y poderosas. Con un acabado pulido, brillante y decisivo, este corte es tan determinado como las intenciones de las mujeres que lo llevan. Fiel a su estilo, la que fuera directora de Vogue USA, lo ha mantenido durante décadas, llegando a convertirse en lo que hoy en día es: una de las mujeres más poderosas del mundo.

La gran pantalla, el cine y la ficción nos han regalado grandes personajes con este corte de pelo, al igual que la vida real. La lista de celebrities que se han sumado a este look empoderado es casi interminable: desde Rosamund Pike a Kaia Gerber, pasando por Dua Lipa, Jennifer López, Vanessa Hudgens, Kerry Washington, Irina Shayk o Karlie Kloss. Todas se han sumado a este corte en tendencia ideal para aquellas que quieren destacar entre la multitud, proyectando su personalidad y haciendo sonar sus pasos.

Estamos ante un corte recto a la altura del mentón, ligeramente redondeado en algunos casos y sin capas” – explica Carlos Fernández, experto de Franck Provost.No es solo una línea de corte, también encierra un concepto de styling pulido y brillante”, apunta Alberto Sanguino de Llongueras.

Ambos expertos nos dan las claves sobre este look que no solamente da fuerza y empodera, también favorece a todos los rostros. “Queda bien a casi todos los tipos de rostros, aunque hay que tener cuidado con los que son excesivamente redondeados y con las cabezas pequeñas. Es ideal para las que quieren dar sensación de tener mucha personalidad, autoridad y quieren sentir el mundo a sus pies”, destacan desde Franck Provost. Por su parte, Alberto Sanguino (Llongueras) señala que “es ideal para quien tiene el pelo liso y con peso, teniendo mayor mantenimiento para aquellas mujeres que tengan mucha densidad de cabello”.

Este peinado, que se revela como un corte elegante, cómodo y favorecedor, suele ir caracterizado por una raya en medio, estilizando el rostro y suavizando las mandíbulas más cuadradas. No obstante, desde Llongueras tienen claro que la clave del éxito de un look se basa en el visagismo, haciendo cortes a medida y empleando los recursos necesarios para adaptar cualquier estilo al óvalo y la fisionomía del rostro, para así conseguir siempre un resultado máximamente favorecedor.

Si tu óvalo es alargado, evita la raya en medio y opta o por una raya diagonal de lado (tapando la frente) o por un flequillo. Para estos óvalos alargados, lo ideal sería además un largo por encima de la mandíbula. Para un óvalo redondo, el largo ideal sería por debajo de la mandíbula (al menos un dedo por debajo de la barbilla) acompañado de una raya en medio y una melena sin capas y sin desfilar”, explica Alberto Sanguino, experto de Llongueras.

Para peinarlo, lo ideal es usar un cepillo redondo grande, intentando meter ligeramente las puntas hacia dentro para que quede un efecto 100% pulido con una plancha”, recomienda Carlos Fernández (Franck Provost). De hecho, desde Llongueras abogan por el uso de la plancha como método para ahorrar tiempo: “Con una pasada de plancha puedes conseguir lo que con cepillo y secador tienes que hacer en tres”.

No obstante, los expertos no dudan en destacar que estamos ante un corte que necesita muchos más cuidados que otros. Como señalan desde Franck Provost: “Necesita mantenimiento: no solamente de haircare, sino también de algún tratamiento anti-frizz para que su aspecto sea el de una melena pulida, lisa y 100% brillante. Por eso, necesitaríamos protectores térmicos y, de vez en cuando, algún tratamiento resert para la reconstrucción de la fibra”. Además, para el día a día, “sería adecuado utilizar productos de styling que aporten una gran dosis de brillo”. Desde Llongueras destacan la necesidad de “añadir diferentes productos según la textura del cabello, siendo necesarios en la mayoría de los casos un sérum de acabado y un spray de brillo para multiplicar ese efecto pulido”.

Otro aspecto que cabe destacar sobre su mantenimiento es que “es necesario volver a cortar el cabello mínimo una vez al mes para mantener esa estructura tan personal y casi perfecta”, destaca Carlos Fernández. Si bien es cierto que, como puntualiza Alberto Sanguino, “estamos ante un corte de pelo con un crecimiento bonito, que al tener una medida que no toca con los hombros tiene mucho tiempo hasta que el corte se deforma”. Eso sí, advierte que “si tienes mucho cabello, muy denso o rizado, precisará un mantenimiento más exigente”.

Un corte de pelo de tendencia que, sin embargo, resulta tremendamente versátil y atemporal. Y es que hay cosas que, como el empoderamiento femenino, nunca deben pasar de moda.

Créditos Imagen Portada: Getty Images

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,288SeguidoresSeguir
2,741SeguidoresSeguir