26 September 2021

Trucos para cuidar los cabellos en verano

El sol nos carga de energía, nos ayuda a desconectar y nos sube el ánimo… pero también hay que aprender a cuidar los cabellos en verano.

Y es que el sol nos llena de vitalidad, pero cuando incide sobre nuestro pelo, no sucede lo mismo. Y si, además, incluimos sal y cloro, entonces tenemos el número ganador para volver a casa con el pelo estropeado después de las tan ansiadas vacaciones. Así nos lo advierte Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria): “El sol en verano deshidrata y su acción sobre nuestro pelo afecta a los pigmentos, a la coloración, tanto la de los cabellos teñidos como la de los naturales. Esto se debe a la acción de los rayos UVA/UVB, por lo que antes de exponernos al sol deberíamos aplicarnos un protector solar. Si no lo hacemos, los rubios acaban tomando un desagradable color verdoso y los oscuros se clarean. El resultado es una melena dañada y con un aspecto apagado y sin fuerza.

Y no solo eso, la deshidratación produce sequedad y ayuda a que las puntas se rompan y se abran, las temidas puntas abiertas que solo se corrigen con un buen corte. Además, cuando tenemos el pelo seco es más propenso a encresparse. El encrespamiento se produce cuando el pelo busca la humedad del ambiente y se “expande” para hidratarse. Para evitarlo y cuidar mejos los cabellos en verano, Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga recomienda “aplicar un protector media hora antes de ir a la playa o la piscina, lo mismo que con la piel, pero en el pelo y el cuero cabelludo. La sal reseca y el cloro actúa sobre el pelo como si nos hiciéramos una coloración o una permanente, ya que oxida los minerales de las fibras capilares. Si lo volvemos a aplicar después del baño, todavía mejor.

Otro de los trucos para proteger nuestra melena y cuidar los cabellos en verano es recogernos el pelo y no dejarlo suelto hasta que lo hayamos lavado. El cabello mojado es más vulnerable, y, por tanto, la acción perjudicial del sol, la sal y el cloro inciden en él con mayor impacto. “Siempre deberíamos tener el pelo recogido cuando vamos a bañarnos en la playa o la piscina. De este modo sencillo lo protegemos de los rayos del sol, la sal y el cloro y evitamos el estrés de tener que peinarlo y desenredarlo, si lo dejamos suelto. También recomiendo aplicar mascarillas hidratantes y nutritivas al menos una vez por semana, así nos aseguramos llegar a septiembre con un pelo en buen estado”, aconseja Charo García de Ilitia Beauty & Science desde Balmaseda (Bizkaia).

En definitiva, los consejos para cuidar los cabellos en verano pasan por la protección y la nutrición. Más vale prevenir, si no queremos vernos en septiembre pasando por la peluquería para sanearlo con un buen corte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
6,840SeguidoresSeguir
2,753SeguidoresSeguir