7 July 2022

Wet & Dry, de Yolanda Aberasturi

El cóctel del otoño será wet o no será. El efecto mojado se traslada desde el verano hasta el invierno 2020, inundando el otoño y las fiestas navideñas con un brillo estelar, apto también para ceremonias de boda o cualquier otro sarao que se precie, con un extra de magia y filigranas vintage con vida propia.

Yolanda Aberasturi recoge el efecto wet con la pasión de poder dar al otoño un punto húmedo y sexy, poco común en los peinados de invierno, que ella acentúa con su habitual estilo sofisticado. En seco, se produce el efecto contrario, con acabados más naturales, flexibles e incluso algo toscos. 

Wet & Dry, look a look

Odisea 2020: sueltos, en armonía y con personalidad propia: así son los dogmas capilares de la temporada. Del efecto casual al más cool, pasando por un estilo romántico vintage.

Cisne Blanco (Especial Novias): tiara de plumas blancas a media altura de una melena que se recoge hacia adentro en un faix bob. Ondulante lenguaje lleno de feminidad y romanticismo retro.

Resplandor vintage: un wet con relieve esculpido al frente, que deja un gesto interesante y más flexible que el acabado petrificado de las gominas de los galanes con aroma a terciopelo. Vuelve el dandy con otro aire, las patillas en su sitio y la raya con la curva perfecta.

Filigranas de fiesta: el efecto wet se instala en el invierno, con acabados gráficos que dejan rienda suelta a la imaginación, con motivos creativos que emulan tatuajes.

Trío de noche: listos para salir de fiesta, animados por el brillo de los accesorios y la propia textura del peinado bañado en gel wet, para un styling húmedo y movedizo en ondas sinuosas o manteniendo las formas.

Melena con horquillas: o semi-recogido en media melena suelta, dry y mate, que resalta el gusto por las asimetrías. La línea de horquillas ejerce el papel de diadema y máximo control del peinado.

Tupé flexible –transformers–: juego de formas sobre el flequillo, para dar vida a un corte de cabello clásico que cambia con los giros de peinado y toques maestros de balayage, que aportan más reflejos y volumen al tupé.

Melena Soufflé: very dry con onda soufflé, que gira alrededor de ondas flexibles y desiguales, a máximo volumen de medios a puntas y en un brillante tono negro azabache, color trending topic.

Créditos de la sesión:
Yolanda Aberasturi para L’Oréal Professionel
Fotografía: Kike Miranda
Estilista: María Molina
Maquillaje: Noemí Nohales 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a la Newsletter

Inscríbete y sigue las últimas noticias al día

Busca

35,147FansMe gusta
273,116SeguidoresSeguir
7,323SeguidoresSeguir
2,742SeguidoresSeguir