Imprimir esta página
Events/News

¡El rubio, un vicio confesable!

Viernes, 29 Julio 2016 06:31

El estudio realizado por Wella Professional sobre los tonos rubios entre las mujeres españolas está lleno de datos interesantes. ¡Sigue leyendo!

El 80% de las mujeres con el cabello coloreado de rubio comenzó aplicándose unas sutiles mechas claras. Este cambio progresivo se debe a varias razones: el 81% de estas mujeres asegura que se ven más favorecidas, el 48% siente que el rubio aporta luz al rostro y suaviza sus rasgos, el 36% tiene reminiscencias de su juventud cuando su pelo era más claro; y al 32% le recuerda al tono favorecedor del verano.

 

Es decir, el rubio está lleno de connotaciones positivas, y, por ello, se convierte en un vicio que acaba identificándoles, según confiesa el 43%, que asegura haber nacido con el color de cabello equivocado, “soy una rubia en el cuerpo de una castaña”. Y aunque las españolas nos hagamos las rubias, al 92% no le preocupa que le identifiquen con la afirmación “las rubias son tontas”. El rubio les hace sentirse bien con su yo más sensual, divertido, juvenil, y el 37% confirma que el rubio es como un foco que les alumbra, les da luz y les hace ser el centro de atención.

 

El 63% de las mujeres que se tiñen de rubio, son castañas o morenas, y es que ¡en España, la rubia no nace, se hace!


Según una teoría psicoanalítica, la mujer siempre se pregunta por la otra mujer que hay en ella, y al teñirse de rubio exterioriza a la mujer que quiere llegar a ser y con la que quiere presentarse al mundo. Confirmando esta teoría, las mujeres encuestadas rechazaban el castaño por no representar su verdadero yo, ese con el que quieren identificarse. El rubio para el 52% de las mujeres entre los 25 y 35 años también es el color del cambio, de la auto-reivindicación, ayuda a las mujeres a salir a la luz y a romper con una etapa de su vida. No solo dejando atrás un periodo, sino también a esa otra mujer que era antes.

 

BARRERAS DEL RUBIO

 

El rubio, a pesar de ser el color más demandado en los salones (de media un salón puede realizar 35 trabajos de rubios al mes) es también el que más inseguridades provoca a la hora de dar el paso: el 70% no termina de decidirse ya que no sabe cómo le quedará, el 44% cree que estropeará su cabello y el 53% opina que se convertirá en esclava del rubio.

 

Pero el 87% de las mujeres está de acuerdo con que lo que realmente les ayudaría a decidirse y lograr más seguridad, es un buen asesoramiento por parte del profesional. Según Beatriz Giménez, responsable del salón HairKrone (c/ Lagasca 90, Madrid): “A nuestro salón acuden muchas mujeres demandando el rubio. Para estos casos, primero analizamos qué tono de rubio, cálido o frío, es el que mejor encaja con sus facciones como ojos y tono de piel ya que existen varias tonalidades dentro de este color y no todas favorecen igual a cada mujer. También tenemos muy en cuenta sus gustos. Lo que la mayoría de ellas tienen en común es que quieren que el resultado sea natural”. Esto viene reforzado por los datos que destacan que el 82% de las mujeres lo que más valora a la hora de elegir un rubio es que sea lo más natural posible y con reflejos sutiles, y para el 66% es fundamental que proporcione luz al rostro.

 

El naranja no solo da miedo en Halloween, el 48% de las mujeres teme que su rubio tienda a este tono  

 

“Gracias a Illumina Color, que cuida la cutícula, la luz se refleja desde el interior del cabello de tal modo que el resultado es un rubio ultra natural y tan luminoso que hipnotiza. Además, también es perfecto para cubrir canas ya que respeta los claro oscuros del cabello creando diferentes volúmenes”. Para las mujeres que desean recuperar los reflejos de la infancia o recrear el efecto aclarado por el sol, Blondor Freelights es la herramienta perfecta para que los profesionales creen las técnicas de balayage o babylights de forma sencilla, rápida, y con un efecto difuminado y natural.

 

Temas relacionados (por etiqueta)