top news

Formación

Coiffure Legendaire: la peluca del Lord Apesadumbrado

Domingo, 17 Noviembre 2013 12:33

Os descubrimos hoy una peluca auténtica de lord/juez que data de 1750 y que descansa sobre un enigmático reposa-pelucas realizado por Müller Sebi en Alemania.

Las pelucas fueron llevadas por los jueces británicos durante más de 300 años y no han caído en desuso hasta hace bien poco... Esta peluca fue realizada en Francia con crin de caballo y tiene unas medidas de 32x20x23 cm, mientras que el reposa-pelucas –realizado en madera– fue diseñado en Alemania por Müller Sebi más de cien años después (1860). Ambas piezas forman un fabuloso conjunto que descansa en el Museo de Historia de la Peluquería de Raffel Pages en Barcelona, sirviendo de mágico legado de una época en que las pelucas conferían a los jueces británicos un aspecto entre reverencial y autoritario que fue su sello de identidad durante más de 300 años.

La tradición parte de finales del siglo XVII, durante el reinado de Carlos II, cuando el uso de pelucas se convirtió en algo habitual entre la alta sociedad. La moda llegó de la corte del rey Luis XIV de Francia; de hecho, 'wig' (en inglés) es la abreviatura de 'periwig', que procede del francés 'perruque'. Cuando las pelucas se dejaron de llevar durante el reinado de Jorge III, los jueces/lords continuaron llevándolas en los juzgados. Los jueces llevaban lo que se conocía como 'full bottomed wig' – una peluca que llegaba hasta media espalda y que ahora sólo se utiliza en determinados actos ceremoniales. A partir de 1780, se adoptó otro tipo de peluca más corta (como la del 'lord apesadumbrado') con una coleta en la parte de la nuca. Desde 2008 las pelucas dejaron de utilizarse en juicios civiles en Inglaterra y Gales –sus pelucas costaban entonces alrededor de 1.000 euros (la corta) y 2.500 euros (el modelo full bottomed wig)–.

La decisión fue anunciada por el lord de Justicia, Charles Phillips, quien consideró que las pelucas perpetuaban una imagen de los jueces totalmente alejada de la realidad y envuelta en tradiciones innecesarias hoy en día. Sin embargo, los jueces de casos criminales abogaron por su parte seguir llevando la peluca, ya que consideran que este complemento –que sigue realizándose con crin de caballo– sirve para mantener la "dignidad" de los juicios y los ayuda a protegerse a la hora de ser reconocidos por acusados en pubs y comercios.

Más información: www.museumraffelpages.com

  • Coiffure Legendaire



  •  

Temas relacionados (por etiqueta)

Copyright © 2012 | All rights reserved • Edizioni Esav s.r.l. | P.iva 05215180018 | email:info@estetica.it | Privacy Policy login | Powered by coolshop

popup - Wisepops - script

Cookies - ES