Formación
Lunes, 09 Enero 2017 21:28

10 Secretos para Arruinar tu Salón por Alex Dobao

Cada vez es más frecuente leer consejos e incluso “geniales trucos” para hacer que un salón de peluquería tenga éxito. Personalmente diré, que no creo en los trucos y recetas mágicas si quien las propone no ha disfrutado de ellas y precedentemente se ha convertido en millonario o tiene salones de éxito.

Por mi parte prefiero trabajar en el análisis personalizado, el desarrollo de la mentalidad empresarial e inteligencia financiera y por último en la implementación de hábitos que mejoren la eficiencia y eficacia en la organización y gestión personal y de negocio.

Hace años que me dedico a observar, analizar y desarrollar un método que me permita entender el funcionamiento del negocio y las habilidades y deseos de las personas. Con ello consigo crear un plan a medida, pero que para tener éxito necesita un 100% de implicación de la persona que pretende un cambio dentro de su actividad o negocio.

El GRAN SECFRETO del ÉXITO, es que no hay ningún secreto. Todo se basa en la voluntad, decisión y compromiso que uno tenga con sus sueños.
Hay muchas cosas, muchas posibles “reglas” y “fundamentos que pueden ayudarte a mejorar tus resultado y conseguir el éxito deseado. Pero he pensado que quizás puede ser más útil a corto plazo y mucho más práctico, conocer lo que se debe evitar absolutamente.

Estos diez puntos que comparto a continuación garantizan el fracaso de tu salón de peluquería, tan solo tienes que seguirlos al pie de la letra para garantizar tu ruina. Por otro lado, si eres capaz de evitarlos y hacer totalmente lo contrario, te llevarás una gran satisfacción.

10 secretos para arruinar tu salón de peluquería

1. No tener clara la misión-visión
Abre tu salón sin tener claro que es lo que quieres hacer, cuál es el objetivo de tu negocio, qué quieres ofrecer y cómo quieres llevarlo a cabo.

2. No hacer un plan de negocio
No hagas los cálculos correctamente sobre el costo de tu negocio con todo detalle y teniendo en cuenta un “margen de maniobra” para los primeros meses de apertura de un nuevo salón, por si la entrada de dinero tarda más de lo que esperabas.

3. No crear una lista de precios correcta
No hagas una lista de precios calculada en base a tus costes y tu plan de negocio, en su lugar pon tus precios de manera aleatoria y sin ningún tipo de criterio más que el de ser un poco más barato que la competencia para “robar” clientes o ser más caro porque creo que soy mejor.

4. No definir elemento diferenciador
No tengas un elemento claro que te diferencia de la competencia confiriéndote una imagen de salón especializado.

5. No crear un plan de marketing
No tengas previsto un presupuesto de marketing y publicidad anual para el lanzamiento del salón, campañas de promoción o fidelización o merchadising para tus clientes.

6. No redactar método de trabajo propio
No tengas un método propio de trabajo escrito, para que todo el equipo tenga claro que hacer y cómo facilitar la integración a posibles nuevos miembros.

7. No saber cómo hacer una selección de personal
No tengas claro el tipo de profesional que necesitas para cada rol dentro de tu salón ni cómo hacer una entrevista de trabajo que vaya más allá de ver como realizan trabajos, sin conocer otras habilidades, capacidades y aptitudes del candidato.

8. No trabajar la propia motivación y la del equipo
No te preocupes de tu salud física y emocional ni mucho menos de la de  tu equipo, para que el ambiente de trabajo sea agradable y ello se transmita a tu clientela. Basta con que trabajes mucho hasta el agotamiento y presiones sin cesar a tu equipo.

9. No gestionar compras y pagos de manera correcta
No hace falta que estés atento a cuándo, cómo y cuánto compras y mucho menos llevar un control de pago. Paga según van llegando los cargos a tu cuenta hasta que se acabe el dinero y compra según tu estado emocional y tu gusto personal.

10. Gastar más de lo que ganas
No te cortes en vivir la vida que quieres, vacaciones, casa, coche, joyas, etc. Sin importarte que puedas o no permitírtelo… mientras tengas alguna tarjeta de crédito, ¿por qué preocuparse?

Te garantizo que si sigues estos consejos al pie de la letra, sufrirás mucho y cerrarás muy pronto tu salón de peluquería. Por otro lado si haces exactamente lo contrario, tiene muchas posibilidades de conseguir el éxito empresarial que buscas.

Es posible convertirse en un peluquero millonario, pero sólo si antes eres un peluquero empresario.

¡Feliz y productivo día!

ALEX DOBAO
Business Promoter & Consultant
www.alexdobao.com


 

Temas relacionados (por etiqueta)

Copyright © 2012 | All rights reserved • Edizioni Esav s.r.l. | P.iva 05215180018 | email:info@estetica.it | Privacy Policy login | Powered by coolshop

popup - Wisepops - script

Cookies - ES